Diferencias entre una escort y una prostituta

Con el aumento del estrés y el trabajo se hace necesario dedicar tiempo para nosotros mismos. En muchas ocasiones no estamos a gusto con lo que hacemos, por lo que necesitamos relajarnos y vivir una experiencia gratificante y placentera.

¿Cuál es la diferencia entre una escort o prostituta?

En los últimos años los servicios de prostitutas y de escorts han crecido significativamente, ya que existe una gran demanda tanto en los hombres como en las mujeres.  

Ante esta situación han proliferado agencias de escorts que te proporcionan chicas profesionales dispuestas a complacer tus fantasías sexuales.

En este artículo hablaremos acerca de la diferencia entre una escort y una prostituta, de esta forma podrás elegir cuál es la más adecuada para ti dependiendo de tus necesidades.

¿Qué es una escort?

Una escort es una mujer que ha decidido complacer al hombre en toda la extensión de la palabra y no sólo se concentra en el aspecto sexual, sino que va mucho más allá.

Estas mujeres suelen ser muy cultas y llegan a tener carreras universitarias. Hablan muchos idiomas y pueden sostener conversaciones largas y profundas con distinta clase de personas sin ningún inconveniente. Las que mejor fama tienen son las escorts de sevilla, ya que han aportado mucho glamour al sector. 

Puede acompañar a su cliente a eventos, fiestas, reuniones familiares, viajes, etc. Evidentemente el aspecto sexual va incluido, pero como colofón final a toda esa experiencia.

¿En qué se diferencia una escort de una prostituta?

Por su parte, una prostituta se enfoca única y exclusivamente en el sexo. Ellas lo que buscan es el dinero fácil y rápido y lo consiguen a través de la satisfacción sexual de su cliente.

Para esto van directamente al grano, no le interesa hablar mucho con la persona más allá de lo básico para romper el hielo, algunas preguntas, respuestas, establecer las reglas del juego y nada más.

Después viene el encuentro sexual, donde se encarga de darle el mayor placer posible al hombre a través de diferentes posiciones, ritmos y movimientos.

¿Cuál es la diferencia? A pesar de que la escort también tiene buenos atributos sexuales, su único fin no es el sexo, sino ofrecer compañía al cliente durante el tiempo que estén juntos.

Evidentemente que habrá relaciones, pero se pueden posponer hasta el último momento. La prostituta siempre estará enfocada en el sexo, ya que es la única razón por la que fue contratada.

Ventajas de una escort

La principal ventaja que tenemos al contratar a una escort es que tendremos una acompañante de primer nivel, donde entablaremos conversaciones de diversos temas y visitaremos lugares maravillosos. También que a la hora de elegir una escort, podemos tener en cuenta factores más de personalidad que físicos.

Las relaciones que puedas mantener con ella seguramente serán las mejores de tu vida, pero recuerda que este no es el objetivo final de la escort, ya que lo que buscas no es estar sólo un día  o una noche, sino contar con el apoyo emocional y social de una mujer que esté a tu altura.

Ventajas de una prostituta

La principal ventaja que puede tener una prostituta es que va directa al grano. Su trabajo es el sexo y la pagan por eso, con lo cual, una vez llegado al hotel o a la casa del cliente empieza a demostrar sus habilidades sexuales.

Si buscas a alguien para cumplir todas tus fantasías y pasar una noche de lujuria y placer una prostituta sin duda alguna puede ser una opción ideal. No lo olvides, no se trata de quién es mejor, sino quién se adapta a tus necesidades.

¿Está mal contratar estos servicios?

Durante muchos años se nos ha impuesto que contratar estos servicios estaba mal, no era ético o sencillamente era para personas sin escrúpulos.

Sin embargo y en la actualidad nada podría estar más lejos de la realidad. 

Es verdad que en muchos países está prohibido, pero la verdad es que se trata de un servicio que se les presta a los hombres o mujeres que probablemente en ese momento de su vida necesitan una compañía y satisfacción a corto plazo y no tienen a nadie para llevarlo a cabo.

Si estás pensando en adquirir un servicio con una prostituta o una escort, no te sientas mal por eso. En la vida hay momentos en los que necesitamos otro tipo de vivencias y estímulos y si una de estas chicas puede ofrecerte lo que necesitas no tienes porque avergonzarte de ello.

Tú decides

Estos servicios se han profesionalizado en los últimos años y han surgido las figuras de agencias como pequeñas empresas que se encargan de gestionar la agenda de sus trabajadoras, es decir, de las escorts o prostitutas que tengan en su catálogo.

Lo único importante en estos casos es que la elección la hagas teniendo en cuenta tus necesidades, es decir, si lo que quieres puro sexo, una prostituta es lo que andas buscando. 

Si por el contrario quieres compañía para toda la noche e incluso semanas, las escorts son la mejor opción para ti, tú decides.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *