Aplicaciones que consumen en segundo plano

Cuando ejecutas una aplicación en segundo plano, gastas parte importante de los recursos de tu dispositivo como es el caso de la memoria RAM. Esto puede resultar  una práctica que degrada la operatividad de tu dispositivo, principalmente si utilizas una aplicación que consuma recursos considerables como los son un juego o un vídeo.

¿Cuáles son estas aplicaciones?

Diversas apps y servicios de Android se pueden ejecutar al mismo tiempo. Por ejemplo y  cuando disfrutas de un juego, al tiempo que navegas en la red y ejecutas una aplicación musical para ambientarte.

Mientras más aplicaciones se ejecutan de manera simultánea, mayor será la carga para el sistema.

En la medida que más aplicaciones o servicios estén en segundo plano, el sistema se carga más, lo que puede ocasionar una serie de problemas durante la ejecución, como es el caso que una de las aplicaciones deje de trabajar inesperadamente.

Comprueba los servicios en ejecución o las estadísticas de proceso

En tu dispositivo Android puedes ver con exactitud los servicios que se están ejecutando al profundizar en las opciones de desarrollador.

En los servicios en ejecución en Android 6.0 Marshmallow y versiones posteriores, puedes ver el estado de la RAM en la parte superior, además de una lista de aplicaciones y sus procesos y servicios relacionados que se ejecutan.

De manera predeterminada también te muestra las aplicaciones en uso y los procesos en caché.
Igualmente verás una lista con las estadísticas del proceso en las versiones anteriores de Android. El porcentaje al lado de cada uno te informa con qué frecuencia se ejecuta y puedes ver cómo está el uso de RAM.

Comprueba los servicios en ejecución o las estadísticas de proceso

Cuando hagas esta revisión siempre debes tener presente que lo que andas buscando son aplicaciones que tal vez instalaste o algún software que ya no uses, pero que parece estar ejecutándose en segundo plano, lo que puede estar ocasionándote algunos problemas.

Una vez que hayas identificado las aplicaciones problemáticas, dispones de diversas opciones en tu móvil Smartphone que te ayudaran a resolver el problema, algunas de las cuales te presentamos a  continuación.

¿Cómo detener aplicaciones de fondo de forma temporal?

Existen diversas maneras de evitar que una aplicación se ejecute en segundo plano y puedas detener ese problema de forma inmediata. Ten en cuenta que siempre que ejecutes alguna aplicación o que otra acceda a ella, estas aplicaciones en segundo plano se iniciaran de nuevo.

Puedes presionar el botón Aplicaciones recientes en tu móvil y tocar la X en las aplicaciones que estén abiertas o deslizarlas hacia la derecha o la izquierda para cerrarlas. No obstante, esta maniobra no siempre impide que las aplicaciones en segundo plano se ejecuten.

Si posees un dispositivo con Android 6.0 o una generación más actualizada, vas a configuración y una vez allí te detienes en opciones del desarrollador, ves los servicios que están ejecutándose, luego tocas las apps que estén activas y finalmente eliges detener.

Observaras una advertencia en caso que una app no pueda detenerse de forma segura.

En aquellas versiones anteriores al 6.0, vas a configuración, opciones del desarrollador, vas a procesar estadísticas y por último tocas la app que está activa y fuerzas su detención.

En cualquier versión Android que tengas, vas a configuración, ves las aplicaciones y vas al administrador de estas, luego tocas la de tu elección y fuerzas su detención.

Las viejas versiones de Android traen una pestaña ejecutar en la lista de aplicaciones, donde puedes ver directamente las aplicaciones que se están ejecutando. En las versiones 6.0 y siguientes no aparece.

¿Cómo detener permanentemente las aplicaciones de fondo?

Si quieres interrumpir una aplicación que se ejecuta en segundo plano y asegurarte de que no se inicie nuevamente, aún dispones de otras dos opciones:

La forma más simple de parar de manera permanente una app que se está ejecutando en segundo plano es desinstalarla.

Para su desinstalación ve a configuración, luego aplicaciones en tu dispositivo Android estándar o Administrador de aplicaciones en un Samsung Galaxy. Una vez allí tocas la aplicación que considere te está ocasionando problemas y das a Desinstalar.

Ahora, si la aplicación ya venía instalada, posiblemente no cuente con la opción de desinstalar, pero debería tener la opción de Deshabilitar. La desactivación igualmente la detendrá en segundo plano.

Otras cosas que puedes hacer

Hay un par de cosas que puedes intentar para tratar de lidiar con aplicaciones problemáticas de las que sin embargo, no quieres deshacerte.

Observa en Configuración (uso de datos) datos de fondo y puedes impedir que las apps utilicen datos móviles para sincronizarse en segundo plano, aunque igualmente continuarán utilizando Wi-Fi mientras esté disponible.

Si dispones de un Android 6.0 Marshmallow o superior, puede ir a Configuración (Privacidad y seguridad) permisos de la aplicación.

Observas los permisos como ubicación y decides si todas esas apps efectivamente requieren ese permiso. La cancelación de algunos permisos puede disminuir la actividad en segundo plano de algunas aplicaciones, pero en algunos casos puede impedir que la aplicación trabaje o provoque bloqueos.

En las aplicaciones para versiones anteriores de Android, puedes recibir una advertencia sobre la negativa de permisos, pero regularmente tienes la posibilidad de regresar al sitio y otorgarlos de nuevo si encuentras una dificultad.

No te recomendamos que utilices apps del administrador de tareas, debido a que estas lo que pueden es ocasionar más dificultades que soluciones. Fundamentalmente lo que haces es instalar y ejecutar otra app para detener de forma temporal las aplicaciones que se ejecutan en segundo plano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *