Un superconductor debería impulsar el sector de la energía eólica

Un proyecto de la Unión Europea desarrolla un superconductor que aumentará la capacidad de las turbinas de viento a través de un generador eléctrico, algo que debería facilitar el logro de los objetivos de la revolución alemana de energía.

Ventajas de los generadores eléctricos

La revolución energética anunciada por Alemania tiene como objetivo cambiar completamente la forma en que generamos energía en el país en los próximos 40 años, ya que la idea es reducir la dependencia de fuentes contaminantes y aumentar la cuota de energía limpia.

El buque insignia en este proceso es el viento y el crecimiento de este sector científico desarrollará turbinas con mayor capacidad de generación de energía. Este es un hecho importante no sólo para los objetivos del país, sino para el resto del planeta, ya que el éxito de Alemania en los próximos años será crucial para la adopción de objetivos similares en otros países.

En 2011, Alemania anunció el abandono de la energía nuclear y el cierre de sus 17 plantas en 2022. Este fue el comienzo de la revolución en el sector energético, que también tiene como objetivo reducir la producción basada en el petróleo y el carbón. El propósito es que las fuentes renovables como la eólica, solares y de biomasa, representen el 80% de la matriz energética para el año 2050.

En 40 años, las turbinas de un generador eléctrico aumentaron de 10 kW a 3 MW

En la actualidad, aproximadamente el 20% de la energía producida en Alemania provienen de fuentes limpias y el 10% de los parques eólicos.

La capacidad instalada es de 31,307.60 MW, pero los planes son llegar a 45.000 MW en el año 2020 y 85.000 en el 2050 y para alcanzar estos objetivos, el país cuenta con el desarrollo de tecnologías que pueden bajar el sistema de energía eólica y aumentar la capacidad de generación de energía de la turbina.

Las turbinas eólicas son las turbinas de viento que hacen girar las hélices del sistema que transforma la energía eólica en energía eléctrica.

Estos dispositivos se pueden instalar en prácticamente cualquier región, pero la energía potencial generada depende de la intensidad y dirección del viento, para hacernos una idea, los generadores deben capturar el viento en condiciones especiales: Velocidad 7-8 m / s y 50 m de altura.

Esta situación se produce sólo en el 13% de la superficie de la tierra y la proporción puede variar de acuerdo con el continente, alcanzando el 32% en Europa Occidental, según la Organización Mundial de Meteorología.

Generadores eléctricos para generar energía

Las turbinas comerciales para la generación de energía comenzaron a instalarse en Europa en 1976, la primera fue en Dinamarca.

En ese momento, la máquina tenía un potencial de 10 kW a 50 kW, pero hoy en día, la capacidad puede llegar a 3 MW, ya que un proyecto de la Unión Europea tiene como objetivo desarrollar una tecnología capaz de generar 10 MW por veleta.

El proyecto Suprapower tiene como objetivo desarrollar la tecnología de las turbinas eólicas en el mar (offshore), gracias a una investigación que se centra en la creación de un superconductor capaz de soportar una carga mayor de energía. Hoy en día, el material utilizado como el conductor es el alambre de cobre, pero sus características pueden limitar la cantidad de energía eléctrica a su través de corriente.

Sea como sea, los generadores eléctricos son importantes para que esto suceda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *