Las propiedades del colágeno y el magnesio retardan el proceso de envejecimiento

Cuentos como el de una fuente de la juventud han sido contados en todo el mundo durante miles de años y se convirtió en leyenda particularmente en el siglo XVI por culpa del explorador español Juan Ponce de León.

Por desgracia, la piel envejece a pesar de esta leyenda, pero la buena noticia es que podemos cuidar de nuestra piel por dentro y por fuera para frenar este proceso, ya que seguramente que hayas escuchado que la piel es el órgano más grande del cuerpo y se compone de tres capas, y que con productos de colágeno y magnesio, podemos ayudar a mantenerla y cuidarla como es debido.

La fuente de la juventud es el colágeno con magnesio y sus propiedades

La dermis o capa media, contiene algo llamado colágeno y elastina, que proporcionan fuerza, firmeza y elasticidad. También la dermis contiene vasos sanguíneos, células inmunes, nervios y glándulas que producen sudor y sebo.

La capa subcutánea o capa más profunda se compone de tejido conjuntivo, grasa, vasos sanguíneos, folículos pilosos y glándulas sudoríparas. Todas las capas de la piel contienen tejidos conectivos con fibras de colágeno.

Propiedades del colágeno y el magnesio

A medida que envejecemos nuestra piel sufre una serie de cambios, ya que las células epidérmicas no se desprenden fácilmente, la piel no retiene tanta humedad y el colágeno y la elastina en la capa media se descomponen, dando como resultado una piel menos firme y menos elástica.

La fisiología dinámica del cuerpo necesita de una buena nutrición para ayudar a reparar o construir nuevo tejido, ya que la ingestión de nutrientes específicos proporciona alimento a la piel, ayudando a combatir los signos del envejecimiento, previniendo daños a las células de la piel y aumentando la hidratación y soporte de colágeno. Entonces, ¿qué nutrientes son beneficiosos para nuestra piel?

El resveratrol es un potente antioxidante que se produce en algunas plantas para protegerse del medio ambiente y este posee propiedades que tiene efectos positivos a la hora de retrasar los signos de la vejez.

¿Cómo retardar el proceso de envejecimiento?

Los ácidos grasos regulan la producción de aceite, influyendo en la membrana celular y su capacidad para retener el agua, dando como resultado una hidratación dérmica más equilibrada y una piel más suave y más flexible y por el lado de los minerales, las propiedades del magnesio ayudan a fortalecer los huesos, músculos y mantener tonificada la piel.

El ácido hialurónico juega un papel vital en el control de la hidratación de los tejidos y el transporte de agua en el cuerpo, ayudando a mantener la piel hidratada suave. También contribuye al complejo proceso de reparación de tejidos y cicatrización de heridas.

La vitamina C es un nutriente clave para la producción de colágeno, ya que esta ayuda a crear tejido cicatricial y ligamentos, promoviendo la reparación de tu piel. Pero es también es un antioxidante que retarda la velocidad de los radicales libres que afecta al colágeno y causa resequedad de la piel, líneas de expresión y arrugas.

El ácido fólico y la vitamina B12 desempeñan un papel vital en la síntesis y reparación del ADN y ayudan a sanar y reparar la piel dañada y a reducir la hiperpigmentación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *