La nueva forma de hacer porno

Erika Lust, gracias a su nuevo cine porno HD XXX, está mostrando una forma de hacer cine para adultos de una forma natural y enfatizando las sensaciones sobre lo explícito.

La directora y productora conoce el patrón habitual y sintió la necesidad de cambiarlo y descubrió que el mercado también demandaba algo más sensual, más erótico.

En sus comienzos empezó a realizar películas porno castellano con mujeres como el personajes principal, centrándose en su placer y mostrando un sexo más natural y realista, con actores que representan a personas reales, sin posiciones pornográficas convencionales.

barcelona sex projectIncluso realizó un documental llamado ” Barcelona Sex Project“, que sigue a tres hombres y tres mujeres de Barcelona a través de un día en su vida y que termina con la masturbación de estas personas.

Según comenta hay muy pocas películas dedicadas a la masturbación y es un aspecto de la vida cotidiana muy natural.

Lust realmente ha convertido su pasión por las artes escénicas en un negocio familiar ya que  su socio, Pablo Dobner, es también su compañero de vida y el padre de sus dos hijas.

Para los que ven en este nicho de la industria del porno como un producto sin demanda dice que es un negocio rentable y que crece alrededor de un 30 por ciento cada año, algo poco habitual.

Lust dice que a pesar de que la industria se basa principalmente en el negocio online, se siguen vendiendo DVDs, y cuenta también con una exitosa tienda de tuppersex online además de ser autora o co-autora de un total de cinco libros.

Su público objetivo, que originalmente fueron mujeres de 25 a 50, empieza a diversificarse y ya tiene como nuevos clientes están divididos a los hombres y mujeres de mediana edad, que además ven las películas de Lust en pareja.

La era digital ha hecho que incluso la capacidad de atención en el porno sea más corta, todo es muy rápido.

confesiones xSu próximo proyecto, el basado en la web ” Confesiones X,” y contará con un grupo de personas que confiesan sus ideas sexuales y luego Lust dirigirán cortometrajes con ellos llevando a cabo esos deseos. Un proyecto muy original que seguro dejara con buen sabor de boca a los seguidores de este cine para adultos visto desde el buen gusto.

El sexo se debe tomar con naturalidad, no solo en nuestra vida cotidiana sino también en una parte que está presente en nuestras vidas como es el porno.

La lujuria vista desde un punto sensual es lo que nos ofrecen este nuevo tipo de producciones.

La productora dice de sí misma que es una persona completamente normal, nada promiscua, y que toma su trabajo como lo que es, algo natural. Cuando su hijo mayor comenzó la escuela, una madre preguntó a su pareja a que se dedicaban y este respondió que realizaban películas eróticas feministas y la mujer le dijo: “Oh, como Erika Lust?”

Está claro que esta forma de hacer cine porno, cuenta con una demanda a muy seguro fiel al formato, y Erika Lust parece que sabe ofrecer lo que ese público demandaba desde hace tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *